La PROTECCIÓN ELECTROMAGNÉTICA, es otra ventaja tecnológica complementaría que ofrece el dispositivo DDCE, donde los sistemas convencionales en punta no son capaces de llegar.

El DDCE minimiza de forma muy significativa los EFECTOS INDIRECTOS, en concreto, las sobretensiones inducidas externas provenientes de los pulsos electromagnéticos, que generan, los impactos de rayos en zonas próximas o cercanas a un instalación i/o una zona protegida con el sistema DDCE. En este caso, el DDCE se comporta como un fusible térmico, absorbiendo parte de la energía en calor por fusión de sus componentes externos, reduciendo al mínimo estos efectos.

Para demostrar su eficacia se realizan los ensayos de impulsos de corriente de 100 KA con forma de onda 10/350 de acuerdo a la norma UNE 21186 de diciembre de 2011 apartado C.3.4. Las formas de onda aplicada corresponden a la norma UNE-EN 62561. Estos ensayos se han realizado en el L.C.O.E (Laboratorio Oficial de Electrotecnia del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de España)

Las pruebas se hacen realizando un cortocircuito exterior (cebado externo) mediante un hilo de cobre muy fino, de forma similar a lo que ocurriría en caso de que pudiese venir una sobretensión inducida externa por el aire, tipo lo que sería un pulso electromagnético. Se cortocircuita de forma externa, ya que el cebado se producirá de forma exterior por unión eléctrica (arco eléctrico exterior) entre ambas semiesferas conductoras debido a que la zona de menos resistencia para unir ambas semiesferas se encontrará en el exterior, donde el aire se encontrará electrificado y hará de hilo cebador externo. En el interior del DDCE la resistencia de aislamiento será muchísimo más alta que en la zona exterior, por no estar electrificada, con lo que la posibilidad del cebado o cortocircuito interno, en este caso, será nula. Lo mismo ocurriría para el caso de una sobretensión inducida externa que pudiese venir por la tierra, ya que la sobretensión que se pudiese acoplar en la semiesfera inferior, generará una diferencia de potencial importante entre ambas semiesferas. Al existir una resistencia de aislamiento muy alta de forma interna, el cebado se producirá siempre de forma exterior.

Prueba de Límite del rotura del DDCE (caso de cebado interior)

La única posibilidad de que se produzca un cebado interior será en el caso de que se produzca un impacto directo de rayo, hecho que solo podrá ocurrir en caso de defecto del producto o bien, cortocircuitando físicamente y a conciencia, por ejemplo, como en caso del ensayo (supuesto 2, cebado interno, el DDCE de forma interna, mediante un hilo de cobre muy fino colocado de forma interna entre ambas semiesferas. En este caso, como es lógico, se producirá una explosión de dentro hacia afuera, con rotura del encaje del aislante con la semiesfera inferior, para el caso de impacto directo de rayo de intensidad de 124,5 KA.

Resultados de los ensayos